2006-08-29

En danza

Entre las aberturas de aire por las que corría, sentí el peso de todo mi mundo cayendo a todos mis pasos.
No es cosa fácil hacer lo que hago, pero sé lo que me miran, lo que desean tener tan sólo una de éstas.
Cuando el mundo se rompe en pedazos, y lo siento clavado tan suave y gélidamente, me lanzo hacia él, y es la libertad... que me aclara el aire de estos nudos y despeja la cima en destellos eternamente nuevos.

1 comentario:

almatina dijo...

La libertad es peligrosa si no se sabe administrar, un exceso de aire es como un exceso de gloria., saludos a tus mangas y a la cultura japonesa!